P1060798okcut

¿Y quién soy yo para decir lo que pienso de obras que, muy probablemente, soy incapaz de escribir? Bueno, tengo una sólida formación académica, que nunca me parece suficiente, y eso me capacita para tener una visión de conjunto de un texto, analizar rápido las bases literarias presentes y dar mi opinión sobre  autores y obras que leo. Reseñas, opiniones, críticas, en definitiva. No obstante, antes de seguir hablando de crítica, vamos a hablar de lo que es un escritor, que no suele ser el blanco de mis posts. Cuando alguien quiere ser escritor necesita 3 cosas. A saber:

  1. Escribir lo que le apetece (no pensar en un público)
  2. Escribir lo que le apetece (no pensar en el dinero)
  3. Escribir lo que le apetece (no pensar en las críticas)

La primera te puede convertir en famosete. La segunda en un famosete con pasta y la tercera en un amargado o en alguien que plagia sin decoro. Una vez que seas maduro para aceptar que los libros no los escribes para ti, pero que lo que tu hayas dicho ya lo dijiste y que ahora ni siquiera te pertenece serás un escritor y alguien como yo dirá o dejará de decir, pero tendrás que aprender a aceptarlo. El otro día un seguidor me escribió un mensaje, le encantaban mis críticas y me propuso lo siguiente: “¿qué te parece si lees mi libro [recién publicado] y, si te gusta, haces una entrada en tu blog?” Le contesté que si escribía una nota diría lo que pensaba, me gustara o no. Si era algo privado sería un informe de lectura y para eso tengo una tarifa. No he vuelto a saber nada.

Así pues, no siempre estamos preparados para lo que otros digan de nosotros. Sin ir más lejos, pregunté a propósito de mi libro de relatos LOS QUE SOBREVIVEN NUNCA SON LOS MISMOS a una conocida: “¿qué tal lo llevas?” Y me contestó: “Bufff lo he dejado y he empezado otro”. ¿Eso es bueno, malo? Pues según se mire. Lo que no tiene sentido para mí es que no aceptemos lo que piensan los demás que, como lectores tienen siempre una opinión valiosa, pero todos queramos ser escritores y vayamos a talleres de escritura creativa, que han proliferado como los hongos en un otoño lluvioso. Los imparte cualquier mindundis que ha ganado tres concursos en su pueblo o alguien que no conocen ni sus progenitores. ¿Cualquiera puede escribir? ¿Cualquiera puede dar clases sobre la voz narrativa pero dar una opinión crítica no? Claro, no queremos críticas, queremos sólo buenas críticas. Perdón, pero tener competencia lectora no significa saber leer, sino saber lo que lees, tener en la cabeza la teoría literaria necesaria y haber formado una opinión con los años. ¿El gusto tiene algo que ver? Por supuesto, lo que me lleva a esa frase que cita Kurt Vonnegut cuando preguntó a un crítico de arte cómo sabía que una obra era arte o no. “Mira 10.000 obras y lo sabrás”.

Un crítico literario suele ser un mercenario a sueldo de las grandes editoriales. Comprendo que esté peor visto que un crítico de fútbol (que podemos ser todos llegado el momento). Cuando el partido acaba cada uno defiende sus colores, el árbitro siempre ha estado mal y mi equipo es el mejor.

¿Qué pensáis vosotros? bertadelgadomelgosa@gmail.com ❤

Anuncios

18 comentarios en “SOY CRÍTICA LITERARIA ¿Y QUÉ?

  1. Amiga, te felicito y animo por tu labor; la crítica de alguien con “formación especializada” siempre es bien recibida, agrade o no. Y más aún en estos tiempos que corren en que cualquiera se dice escritor y difunde lo que se le ocurre. No soy ninguna autoridad en la materia, soy solo un simple lector, pero de esos que lee muchísimo. Puedo asegurarte que no todo lo que ha llegado a mis manos ha sido de calidad siempre; hay ocasiones en las que, sencillamente, no me explico cómo acabé la lectura de “algo” que algunos han llamado novela. Puede que mis palabras sean fuertes, pero es lo que pienso y espero no ofender a nadie con ello. Nuevamente, mi pleno reconocimento y admiración por tu labor.

  2. Muy acertado tu comentario, Berta. Mi crítica va para tu “conocida” que había dejado el libro “Los que sobreviven nunca son los mismos”. Seguro que se ha pasado a “50 sombras de algo” o al Semana.

  3. Tienes toda la razón, berta. precisamente por eso algunos hemos preferido escribir con moderación (en cuanto a frecuencia), pero escribir bien, al fin y al cabo. Y escribir lo que te apetece, que no pasa nada. Yo soy de quienes piensan que cualquier cosa, bien dicha, con arte suficiente, si queremos decirlo así,puede enseñar a cualquiera. En cuanto a las críticas, por supuesto, hay que aprender a aceptarlas, pues de ellas, normalmente se aprende. Y lo de la humildad, fundamental también.

  4. Las críticas hay que aprender a tomarlas. Es usual (como decís) que se deseen las buenas; esas, hasta cierto punto, ayudan porque dan una idea de lo que se está haciendo bien (ahora, algo se puede estar haciendo bien, pero pienso que no por ello se debe abusar y convertirlo en una receta); las malas… hay que aprender a tomarlas y aceptar que son hacia lo escrito y no hacia uno, lo que sucede es que es difícil no llevarlo al plano personal. Hay que ser humilde. Ser buen crítico es muy difícil, tanto como ser buen escritor; se necesita mucho fundamento y además, como mencionás indirectamente, muchas lecturas (a conciencia). Pienso que para un buen escritor es primordial saber hacer crítica así sea en la intimidad, eso le ayuda a comprender los textos de otros autores y le da la capacidad de sustentar mejor su propio trabajo. Hace poco leí “Opiniones de un payaso” y escribí mis impresiones acerca de la obra, pronto la publicaré en mi blog, no es la gran cosa pero hacer ese ejercicio me ayudó a darle una mirada profunda a ciertos aspectos que me interesan como escritor (que no payaso) en ciernes.

    • Muchas gracias por tu comentario InF3rN0 🙂 estoy totalmente de acuerdo. Es muy difícil hacer bien cualquier cosa. Como decíamos en otro comentario con internet todo el mundo cree que hace todo bien y luego esta el hecho de que por muy bien que lo hagas no necesariamente llegas a ser un profesional. Uno tiene que saber donde se encuentra y hasta donde puede llegar. Heinrich Böll es un referente para mi, entre mis 5 autores imprescindibles. Opiniones de un payaso me marcó. No dejes de avisarme por email cuando lo publiques. Creo que tengo algún post de este autor que quizá te interese. Salu2

  5. yo creo que internet y los sitios de opinión un poco están matando la figura del crítico, tanto de literatura como en cine y artes plásticas, cambiándolo por una forma más democrática donde las opiniones son generadas por los consumidores sin intermediarios

  6. Pienso que escribir “lo que te apetece” NO lleva necesariamente al éxito, entendiendo éste como la aceptación pública de tu obra, que debería implicar unos ciertos ingresos y dar el salto necesario a escritor “profesionalizado” (publicado) dejando atrás a tu “yo novel”.
    El mercado está saturado de gente que escribimos regular, bien o aceptablemente bien. Pero hay que ser un fuera de serie, seguir la corriente que marca el gusto colectivo o llegar al lugar adecuado en el momento justo para dar la campanada literaria, es decir, alcanzar la profesionalización. Si no se consigue ese cambio de escalafón, que devendría de escribir como los ángeles, la escritura se convierte en un acto tan privado e introvertido como cualquier otra función fisiológica que se realiza a puerta cerrada… ¡A nadie le importan una mierda tus pajas mentales!

    • Como siempre tan acertada, Isabel!! Muy buena puntualizacion lo de escritor profesional…pero para llegar ahí, no hace falta escribir como los ángeles. Hacer otras cosas…puede. Hay grandes escritores profesionales y una cantidad ingente de charlatanes y vendedores de crecepelos. El intrusismo y la desfachatez. Ya sabes…un placer 🙂

      • El gran drama, Berta, es que con demasiada frecuencia los “crecepelosvendola” ocupan el lugar que le correspondería al escritor de caverna, que no tiene interés alguno en comerle ni cortarle la oreja a nadie. Un abrazo y gracias por tus aportaciones, siempre tan bien traídas.

  7. Tienes toda la razón, la labor crítica ahora más que nunca es fundamental. La gente escribe cada vez más; valoro enormemente esta tendencia a escribir pues es beneficioso para cualquier persona. No obstante, como bien apuntas, conseguir escritos con calidad literaria está reservado para pocos. En este caso, los críticos y literatos son los encargados de valorar la calidad literaria de las obras, pues son conocedores de la tradición y tienen criterios sólidos de los que partir. El gusto personal es parte inherente, marca , pero no determina.
    Me agrada saber que hay críticos formados en los estudios literarios que ejercen, pues la multiplicidad de puntos de vista enriquece la lectura de obras literarias y evita el “monopolio” de ciertas grandes figuras críticas que abogan por tal o cual escritor impidiendo el ascenso de personalidades con igual o mayor maestría.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s