BERTA DELGADO MELGOSA: TODOS LOS PUTOS DÍAS: PRESENTACIÓN EN MADRID

portada todos los putos dias (1)

Todos los putos días es una historia de desamor con uno mismo. La envidia, el odio y la venganza nos dominan hasta que tropezamos con lo único importante para el ser humano: la necesidad de sobrevivir.

Lo que hagas después es cosa tuya.

Todos los putos días es un relato largo, al menos más largo que mis otros cuentos, aunque también se puede considerar una novela breve. En cualquier caso, ambos se diferencian de una novela en que hay pocos personajes y menos tramas y subtramas. Es una estructura cerrada, lineal y compacta, que es lo que quería  hacer en este momento. Está narrada en primera persona, en pasado y sucede en un solo día. Ha sido un parto muy pesado, espero estar a la altura de vuestras expectativas y que os guste más que los anteriores, con los que guarda poca relación estilística.

El tema principal es la envidia patológica y su relación con el masoquismo.  A veces creemos que envidiar a alguien sólo se refiere a cosas materiales pero esa es una envidia de andar por casa. La envidia enfermiza envidia lo inmaterial, esto es, envidia a otra persona por cómo es y, a medida que aumenta, se envidia no ser la otra persona. Se deriva así al odio, pues uno no puede cambiar sino en su continuum, como explica Unamuno: podrás cambiar aspectos de tu carácter, pero no convertirte en alguien que no puedes ser. Por tanto, es una proyección del odio hacia uno mismo y entra de lleno en el masoquismo, que puede ir desde sorber la sopa hirviendo al suicidio, pasando por sucesivas etapas de gusto por el sufrimiento absurdo. Lo más aterrador de este tipo de envidia es que nace de la admiración, que se torna en amor, ya sea fraternal o romántico y termina en el odio, como decíamos. Y como tú eres la única persona que va a estar contigo todos los putos días está claro que Irati, la protagonista, tiene un problema que deberá resolver por sí misma o hacer lo que pueda para sobrevivir.

En cuanto a otros aspectos, la novela está ambientada en Bilbao, en el barrio de Santutxu. Prácticamente, Bilbao es un personaje más porque me siento muy agradecida a esta ciudad que ya considero mi casa, debido a todas las personas que he ido conociendo en los últimos años y que me han ayudado y apoyado en todo el proceso que ha sido largo y tedioso, empezando por Mikel Bilbao, quien me prestó una gran cantidad de información e, incluso, el nombre de su hija para la protagonista, como no, al autor del diseño y de las fotos de portada y de la mía personal y coautor también de OSTRANENIE, masLucena, y a Isabel Molino (SOLOMOLINO), autora del booktrailer que veréis dentro de poco con música de los MONCADA VEINTE (mil gracias a Borja Aspiunza, Ernesto Sánchez, Roberto Franco y Víctor Marín). No me olvido de los primeros lectores (Victoria, Mikel, Amataki, Jota, Alicia, Agustín, Javitxu, Pedro y Víctor) que habéis hecho comentarios muy valiosos que han sido correcciones esenciales. Os dejo el booktrailer.

 

Y aquí tenéis el cartel con la presentación en Madrid. Quiero agradecer muy especialmente a la escritora Sonia Aldama su confianza y que me acompañe en la presentación. Dentro de poco os iré dando más información y la manera de conseguirlo. De momento os espero a tod@s en Madrid, no faltéis y gracias por estar ahí ❤

CARTEL TODOS LOS PUTOS DÍAS

bertadelgadomelgosa@gmail.com

 

Anuncios

FERNANDO IWASAKI: LAS PALABRAS PRIMAS

 

iwsaki2

Ésta es mi última entrada en la Revista Culturamas sobre el IX Premio Málaga de Ensayo, Las palabras primas de Fernando Iwasaki. Espero que os guste. Podéis leerlo pinchando en el enlace o leerlo más abajo.

bertadelgadomelgosa@gmail.com ❤

Los ensayos suelen parecer esos sesudos primos-hermanos de pestiños intelectuales o pseudo intelectuales que nadie lee, pero aquí tenemos a Fernando Iwasaki para darnos una lección sobre que el ensayo es un género que se compone de una miscelánea de otros textos, de ideas propias y ajenas, no exentas de humor. Afrontar la ambigüedad resultante entre lo que dices, lo que eres y lo que los demás piensan que eres según te expresas a uno y otro lado del charco, puede hacernos sonreír, pero presenta una cuestión filosófica que nos lleva a un concepto por el que uno se puede sentir extraño en su propia tierra, ya sea la de nacimiento  o la adoptada.

Así pues, con Las palabras primas nos adentramos en un mundo al que no solemos poner atención: el lenguaje. En este momento damos más importancia a los algoritmos, sean lo que sean, que a nuestro modo de pensamiento que se expresa a través de palabras que ya nunca más resonarán en nuestros oídos, palabras del campo, por ejemplo, voces mucho más exactas que los anglicismos que nos empeñamos en utilizar. No obstante, esta obra no es una reflexión pesimista, sino una valiente aportación desde el reconocimiento de un hecho y el modo en que cada uno puede  y debe utilizar el lenguaje, empezando por el periodismo y la manera en la que utilizamos las nuevas tecnologías que lo empobrecen.

A través de esta compilación de distintas conferencias dictadas por Iwasaki, se nos permite acercarnos a una lengua viva, que sobrevive en países distintos, culturas diferentes y que, a veces, nos lleva a equívocos, malinterpretaciones y malentendidos. Las palabras primas, IX Premio Málaga de Ensayo, ha sido concebido en la reivindicación del ensayo como paseo, como el propio autor nos dice, a la manera de Montaigne, el padre de la criatura y del que han bebido otros grandes ensayistas. No sé si podemos decir que hay una moraleja, pero el español es nuestra vía de comunicación, de más acá o de más allá y deberíamos mimarlo.

CARSON McCULLERS: LA BALADA DEL CAFÉ TRISTE

carson

 

La literatura norteamericana ha dado grandes autores, entre los que destaca Carson McCullers. A pesar de mi gran admiración por Raymond Carver, uno de mis favoritos, considero que el mejor autor estadounidense es William Faulkner porque se ve su huella en otros grandes escritores entre los que cabe destacar la Premio Nobel Tony Morrison o la propia McCullers. McCullers fue una mujer enferma por lo que escribió de manera irregular, que retrata un mundo en putrefacción, pero no a la manera violenta de Faulkner, sino más bien desde la tristeza vista con desapego y, a la vez con resignación. Sus tramas no son tan importantes como las atmósferas que crea de manera magistral en las que se observa el profundo respeto que siente hacia sus personajes.

El tedio, la sensualidad, el tiempo que se detiene antes del inevitable estallido, consiguen que no dejes de leer, que presente un universo propio, contenido. La balada del café triste es, probablemente, su mejor obra que muestra un triángulo amoroso entre Amelia Evans, el primo Lymon y Marvin Macy, el ex marido de Amelia. La destrucción ya está presente pero lo que empezó triste, continuará melancólico y finalizará lúgubre. Así es la destrucción de tintes bíblicos en un pequeño bar del sur en la América profunda que se aleja de los rascacielos de Nueva York y donde el calor es un presagio de muerte:

Era agosto, y el firmamento había estado ardiendo todo el día sobre el pueblo como una sábana de fuego

Para los que penséis que esta breve novela parece insoportable os equivocáis, porque es una obra cumbre, lo que quiere decir que es posible que hayáis leído autores que admiran a McCullers y no lo sepáis. Suele estar unida a la también estupenda Reflejos en un ojo dorado. Y no, no lloras, sólo impresiona y sobrecoge.

Contadme. bertadelgadomelgosa@gmail.com ❤

ARTHUR CONAN DOYLE: MIS LIBROS. ENSAYOS SOBRE LECTURA Y ESCRITURA

conan doyle

Hoy os dejo la última reseña que he hecho para la revista Culturamas sobre un ensayo que va a encantar a todos los seguidores de Sherlock Holmes y también a escritores y ávidos lectores. Un libro interesante y ameno que, lejos de la erudición vacía, nos adentra en el placer de la lectura. Pinchad aquí para leerlo directamente de la página, pero os dejo el texto también. Un placer.

Humanidad, humildad, honestidad. Tres características básicas de este magnífico compendio de ensayos sobre las lecturas de uno de los grandes de la literatura injustamente absorbido por la sombra de un solo personaje: Sherlock Holmes. Que Holmes siga alimentando series, películas y narraciones no implica que debamos asociarlo a su autor como si toda su vida dedicada a la lectura y escritura no fuera válida. Quizá es una pequeña exigencia indicada en las primeras páginas, dada la pasión de la que se nutren, no sólo sus escritos, sino también su vida.

Muchas conclusiones podemos extraer de este volumen. Una de ellas es la férrea voluntad de luchar ante las adversidades para lograr el objetivo de escribir, sin dejar de lado lo más importante: el gozo de leer, si bien es cierto que las circunstancias personales nos constriñen agriando nuestro carácter, lo que puede plasmarse en nuestros escritos. No por ello deja de ser loable la voluntad de un estilo propio, por lo general, un batiburrillo de nuestras lecturas, la amplitud de miras, la solidaridad con los necesitados y establecer conexiones entre las cosas. Todas estas cuestiones van moldeando nuestro cerebro, a medida que la curiosidad por diferentes tópicos y autores de distintas épocas se acercan a nuestras manos.

Su gusto por Scott, Poe, Stevenson, Macaulay, Coleridge, Maupassant, Tolstoi y un largo etcétera., son evidentes. Sorprenden algunos nombres y algunas ausencias pero, sin duda, siempre una palabra amable al diseccionar el estilo, incluso con ejemplos reveladores, de sus escritores y escritos favoritos. Sobre lo que no le gusta, no lo menciona, no vemos acritud en sus palabras. Valora el uso de la lengua por encima de los temas entre los que podemos encontrar ciencia o peleas de boxeo. Atraído por las mentes brillantes, considera que son imprescindibles para crear una impresión indeleble en los jóvenes.

Como filóloga, he sentido una veneración por el escritor más aún que por el personaje de Holmes, dada la naturalidad de sus pensamientos, a pesar de retratar autores de la literatura inglesa que resultan, en muchos casos, insufribles para el lector actual. No obstante y, a pesar de que pueden ser desconocidos para muchos, la lectura de esta obra nos impulsa a adentrarnos en lo esencial, en la pasión de lo desconocido, en el ansia del saber para ser mejores y escribir mejor, aunque no conozcamos las obras ni los nombres. Nada que ver con la pedantería elitista de Harold Bloom. Su lectura es un bálsamo para la estupidez que rodea la literatura, así como una delicia. Los seguidores de Sherlock Holmes también disfrutarán con sus curiosidades. La “puerta mágica” nos espera.

15063159819788483932230_04_h

bertadelgadomelgosa@gmail.com ❤

Pd. Puedes apuntarte a mi taller de crítica literaria en Culturamas

CLARA SÁNCHEZ: EL CIELO HA VUELTO

clara sanchez

Por fin he descubierto lo que significa la frase “se lee fácil”, pero sólo porque me he propuesto este año salir de mi zona de confort, literariamente hablando. Veremos lo que aguanto. Esta novela se lee fácil porque es una pequeña porquería. Porque no se adentra en nada y, sin embargo, nos va meciendo con el frufrú de las páginas en una trama simplona con un poco de todo, eso sí. Un poco de juventud rodeada de fama y dinero, un poco de morbo, un poco de misterio, un poco de bajas pasiones e intrigas, pero nada en exceso. Es una novela que no excede el mal gusto tampoco, quizá el número de páginas. Tampoco quiero decir que sea mala, está bien escrita, pero sin excesos, como decimos. Hay mucho diálogo, no nos vaya a dar por querer pensar y los capítulos nos recuerdan la trama una y otra vez. ¿Quién quiere que muera? ¿Será Fulano? ¿Será Zutano? Lo peor es que acaba bien, perdón por el spoiler. Así que si alguno creía que esta novela podría redimirse en el desenlace que no lo piense. Nada puede romper los ganchos que se suceden al final de los capítulos ni el desenlace mezcla de Disney con algo de coaching y pensamiento positivo.

Resumen: si quieres escribir un best seller, El cielo ha vuelto tiene todos los ingredientes, como si Sánchez se hubiera dedicado a hacer un listado y hubiera ido tachando: chica joven, guapa, con éxito, algo sucede, giros inesperados en la trama o, más bien, previsibles, chica que sale airosa, final feliz. A mí me parece que cuando uno lo pone tan fácil al lector no merece ganar millones pero de eso van los best sellers, de ventas, y no nos olvidemos del nicho de lectores, punto delicado para los escritores. Se suele decir dirígete a tus lectores potenciales, por ejemplo, si escribes novela romántica o negra, etc., pero, ¿y si sólo escribes una novela? No quiero decir que escribas algo inclasificable, pero no necesariamente tiene que ir ligado a un subgénero concreto. Pues bien, no es el caso de El cielo ha vuelto, que parece una novela dirigida a mujeres, sin rubor, porque parece una novela hecha por encargo. Todas las palabras de esta reseña para decir que aunque cada de ellas suene a envidia cochina, prefiero ser desconocida pero que nadie diga que mis libros no me han salido de dentro. Por lo que respecta a la crítica literaria, me da igual si una obra no está tan bien escrita, si tiene fallos, prefiero decir que algo me ha sacado de quicio a esta anodina perfección.

bertadelgadomelgosa@gmail.com ❤

Pd. Puedes apuntarte a mi taller de crítica literaria para Culturamas 🙂

KAHLIL GIBRAN: EL JARDIN DEL PROFETA

gibran

جبران خليل جبران بن ميخائل بن سعد, este es su nombre en árabe. Gibran era pintor, poeta, novelista y ensayista libanés que murió en 1931, emigró a Estados Unidos, en concreto a Boston, aunque regresó a su patria donde murió.

Conozco la obra de Gibran desde pequeña porque en el colegio de monjas al que iba siempre leíamos sus poemas en la clase de religión. Había algo especial en aquellos versos que transcedían la moral y se centraban en aspectos místicos pero también éticos del ser humano, marcado por las enseñanzas de Buda, Jesucristo, las religiones orientales y el sufismo. El jardín del profeta o El profeta es un libro en el que un profeta dialoga con las personas de su pueblo y que se considera un poema en prosa. A través de temas como el amor, la alegría, los hijos, la pasión, el dolor, la amistad y la muerte invita a hacernos reflexionar sobre la decencia, diría yo, decencia moral, sobre los valores humanos que nos son tan necesarios siempre, aunque quizá ahora más que nunca, ya que la tecnología ha tomado tal relevancia que el ser humano parece relegado a un lugar absurdo. Lo espiritual es, por tanto, algo que no debemos olvidar, así como la bondad y la generosidad que, como dice el Dalai Lama, ya son una religión en sí mismas. Las acciones humanas deberían estar marcadas por ese nivel espiritual que hemos perdido y que nos conecta con los demás seres y con la naturaleza.

Como curiosidad, decir que Elvis Presley, John Lennon o David Bowie quedaron impresionados con sus escritos y que sus enseñanzas aparecen en algunas de sus canciones. La sencillez de sus palabras no debe confundirnos. La verdadera profundidad no reside en la dificultad argumental o léxica sino en que sus versos traspasan el miedo, el egoísmo y la ignorancia que tanto limitan al hombre o en lo que lo estamos convirtiendo.

bertadelgadomelgosa@gmail.com ❤

LIDIA ZINOVIEVA-ANNIBAL: EL ZOO TRÁGICO

lidia zinovieva-annibal

Lidia Zinovieva-Annibal era descendiente de Pushkin, aunque su obra no se parece mucho, al ser ella una de las primeras escritoras feministas rusas. Tuvo una vida acomodada cercana a la corte de Alejandro III, aunque su carácter siempre fue rebelde, por lo que se le llegó a llamar en la escuela “el diablo ruso”. En 1905 se instaló en San Petersburgo en un apartamento que se llamará «la Torre» y que será hasta 1909 el salón literario donde se reunían los grandes escritores y donde llegó a declamar la grandísima Anna Ajmátova, cuyos poemas te traspasan la piel, y donde también se daban debates filosóficos. Murió en 1909 de escarlatina tras trabajar de enfermera para los campesinos.

El zoo trágico  es una novela algo extraña pero deliciosa y el traductor se ve en la necesidad de darnos algunas claves, por su particular dificultad. Como nos indica, a pesar de que su vocabulario es simple, es evidente la poética de su prosa que narra la historia de Dasha la sorda, desde su perspectiva, con unas frases que van y vienen, y que no sólo debemos leer sino percibir. De esta particular forma de evocación se va tejiendo una sutil trama que no resulta especialmente importante. Historias de animales, el verano y el primer amor. Resulta maravillosa esa sutileza de la que hablábamos en su forma de narrar la inocencia del despertar sexual y del propio reconocimiento de la homosexualidad. No en vano, Zinovieva-Annibal era bisexual y es una referencia para la literatura femenina rusa del siglo XX, aunque el tratamiento del lesbianismo que hace en esta obra es digno de mención, en especial, por la época que le tocó vivir.

Como sabéis, adoro la literatura rusa y con El zoo trágico me he adentrado en un territorio inexplorado, el de la mujer intelectual que también transmite la particular melancolía rusa que, como ya hemos mencionado alguna vez, se denomina oblomovchina y que, en esta novela, es el preludio de un mundo que muere, de la pérdida de la inocencia y del adiós a la niñez.

bertadelgadomelgosa@gmail.com ❤

PER OLOV ENQUIST: EL ÁNGEL CAÍDO

perolov-750

 

Os dejo mi primera reseña de 2018 que resulta ser mi último artículo escrito para Opulix.com (pinchad en el enlace si queréis leerlo directamente allí). Empezamos fuerte ¿preparados? 🙂

En 1934 en un gélido pueblo cerca de la Laponia sueca, nació un intelectual imprescindible, periodista, dramaturgo, guionista y novelista: Per Olov Enquist. Según el propio autor, que creció educado en el rigorismo religioso pietista, su madre, maestra de escuela, le influyó mucho, así como Marx. Dentro de los rasgos que caracterizan a Enquist como un escritor diferente resalta el hecho de que sea deportista, que destacó en salto de altura. Como cronista deportivo cubrió los Juegos Olímpicos de Munich, en los que se produjo la matanza de once deportistas israelíes a manos de Septiembre Negro, la organización terrorista árabe y también es un reconocido comentarista político en su país.

Escribió su primera novela en 1961 sin seguir la estela del Nouveau Roman, que comenzaba entonces y que considero un pestiño y se dedicó, dada su orientación periodística, a la recopilación de datos y testimonios realizando una construcción en sus obras, lo que no implica que desatienda la forma, todo lo contrario. Precisamente el desarrollo de una técnica depurada y experimental hace que sus obras sean complejas, analíticas e intelectuales. Destacan La partida de músicos, La visita del médico de cámara y La biblioteca del capitán Nemo, cuya escritura le salvó del alcoholismo, como reconoce en su autobiografía, Otra vida.

El ángel caído, la novela que hoy nos ocupa, traducida a 17 idiomas, tiene todos los ingredientes que hemos mencionado. Se trata de una novela profunda cuyo rigor a la hora de rastrear los datos verídicos del hombre que se convirtió en monstruo de feria y que une a otras dos historias paralelas. El procedimiento, tal y como se nos indica en la nota biográfica posterior, es el de una composición musical (preludio, cuatro canciones y una coda), que va enlazando las distintas historias y personajes, por lo que resulta algo compleja, pero no imposible. Sólo hay que adentrarse en los monstruos de nuestro interior y escarbar en el amor y el perdón. Llegué a esta novela de la mano del gran escritor Jesús Ferrero, quien realiza el prólogo a esta obra, que podría contestar dónde reside el horror, ya que los personajes se sitúan en ese límite del odio contra uno mismo, contra la propia existencia.

bertadelgadomelgosa@gmail.com ❤

 

FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO 2018 

Queridos todos y todas, lo digo ahora que la RAE lo da por inválido, pero no se me da bien obedecer. A mí tampoco me parece normal que Pérez Reverte y la Puertolas estén en la Academia y no digo nada. Pues eso, queridos todos y todas os deseo lo mejor para este nuevo año que está a punto de empezar 😊 os quiero ver al otro lado de los cables después de los festejos y los bebedizos. Yo, por mi parte, os traeré nuevos libros, a ver si consigo salir de mi zona de confort, porque mis libros favoritos de 2017 han sido de Joseph Roth, Lazslo Krasznahorkai y Natalia Ginzburg, es decir, lo que me gustaría escribir. Y hablando de todo un poco, mi novela después de sufrir uno o dos gafes he decidido que duerma la mona hasta el próximo año que, total, no queda nada y es número par. Así que ya sabéis, disfrutad todos los putos días. Un abrazo enorme y millones de gracias por seguir conmigo ❤

bertadelgadomelgosa@gmail.com

TIM BARRY: “SOLID GONE”

Tim-Barry-1-copy

 

Creo que fue en 1988 cuando descubrí que en Estados Unidos había millones de pobres. Porque una cosa es que haya pobres en un país pobre y otro que en la mayor potencia del mundo (sobre todo en los 80) hubiera tantos sin techo y, lo que más me llamó la atención, trabajadores pobres. Aquello que terminó llamándose working class o clase trabajadora, que doblan turnos e hilan trabajos mal pagados, vamos, lo que ya ha llegado a España o Alemania, ya era el pan nuestro de cada día en la era del darwinismo social de Reagan, Thatcher, tristemente etc. De la Gran Depresión aún no tenía noticias, pero lo que está claro es que el fantasma de Tom Joad de Las uvas de la ira de Steinbeck estaba presente en las zonas deprimidas de la América profunda, la que retrata Barry, cantautor de Richmond, Virginia, y antiguo líder de la banda de punk-rock, Avail.

Desde MONÓLOGO INTERIOR venimos diciendo desde hace tiempo que hay grandes historias en muchas canciones como en las de  Johnny Cash (“Out Among The Stars”), John Hiatt (“Nobody Knew His Mame”), Bruce Springsteen ( “My Father’s House”)Dave Alvin  (“Harlan County Line”) , de nuevo John Hiatt  (“Have a Little Faith In Me”) ,Hozier  (“The Arsonist’s Lullaby”) y Sarah Jaffe (Watch Me Fall Apart) o de Eliott Smith, ” A Fond Farewell”. Lo que más me gusta de Solid Gone es la autenticidad y lo que me lleva al realismo sucio de Raymond Carver, sólo que la desesperanza de esta canción es aún mayor. Para los cinéfilos, os diré que me recuerda mucho a Winter’s Bone, de Debra Granik, con una jovencísima Jennifer Lawrence, cuya banda sonora no tiene desperdicio. Y como no, al escuchar esta canción vas de inmediato al album Nebraska de Springsteen, donde la América rural, esa que sólo se ve en las cintas independientes, está alejada de los rascacielos pero no tanto de las armas, los desahucios, la cárcel y la epidemia de heroína que asola a los blancos pobres. En los vídeos de otras canciones de Barry aparecen insistentemente los mercancías que cruzan el país y los vagabundos que se suben a ellos, como hizo Woody Guthrie que cantaba This Land is My Land, sin duda, una de sus grandes inspiraciones. Esta es la historia de alguien que se va por completo (solid gone).

Tim Barry: Solid Gone 

I was young when I got married, young  when we had kids

Young when mom got sick and moved in

Dads gone, to that cancer song

 

 

Before my dad died, he left me his .22

A winchester rifle, it was his dads to

Now its mine, my how time flies

I  pay our rent by cleaning, the offices in town

We live on a bad side, where the police don’t come round

It aint safe, but I can’t move us out

 

The bills they stack up, in the mailbox outside

Mostly from hospital, from before dad died

And the rest were past due and shutoff dates

 

Well the new guy on the job, talked me in on my way down

We go half on some weight, I pay some bills we both get out

He’d front it too, what would you do

 

I started selling to some old friends, gave some to granny Ruth.

She’s sick with cancer, same as dads it helps her through

I paid some bills off, was getting out

Then I hear this crashing, outside my house

These men came running at my maw maw, running at my wife

my daughter started screaming, I feared for their life

my weapon drawn, I had not known

 

The men who tore off my lock, and broken down my door

And threatened my family, were officers of the law

In darkened rooms, how could I have known

Such a terror, inside my home

Nine years to twenty, what have I done

Nine years to twenty, intent and a gun

To my family, what have I done

For my family, what have I done

 

Before my dad died, he left me his .22

Look over your family son, do what you need to

Dad’s gone, now I’m solid gone

But we always done, what needed to be done.

Tim Barry “Solid Gone”, Traducción Berta Delgado Melgosa

Era joven cuando me casé y joven cuando tuve a los niños.

Joven cuando mi madre enfermó y nos mudamos aquí.

Papá se fue por el cáncer.

 

Antes de que muriera, papá me dejó su .22,

un rifle Winchester que era de su padre.

Ahora es mío y mi tiempo vuela.

Pagué el alquiler limpiando oficinas en la ciudad.

Vivimos en una parte mala, donde la policía no entra,

no es seguro, pero no podemos irnos.

 

Se acumularon las facturas en el buzón,

la mayoría del hospital, de antes de morir mi padre

y el resto cartas de servicios cortados.

 

Bueno, el tío nuevo del trabajo, me contó un día al salir

que, si íbamos a medias, pagaría algunas facturas y que saldríamos los dos adelante

él iría primero, qué podía hacer.

 

Empecé a vender a viejos amigos, le di algo a la abuela Ruth,

ella tenía cáncer, el mismo que papá y le ayudaría.

Pagué algunas facturas, estaba empezando a salir del agujero.

Entonces oí un ruido fuera de la casa.

Aquellos hombres corrían hacia mi mujer,

mi hija empezó a gritar, temí por sus vidas.

“Baje el arma”, no sabía.

Los hombres que rompieron la cerradura y echaron abajo la puerta

eran hombres de la ley, amenazaron a mi familia.

Las habitaciones estaban a oscuras, cómo podía haberlo sabido,

ese terror dentro de mi casa.

De 9 a 20 años, qué había hecho.

 

De 9 a 20 años, tentantiva y armado,

qué le había hecho a mi familia.

Qué había hecho por mi familia.

 

Antes de que mi padre muriera, me dejó su .22.

“Cuida de tu familia, hijo, haz lo que sea necesario”.

Papá murió y yo me he ido del todo,

pero siempre hemos hecho lo que era necesario.