ALFREDO CONDE: MEMORIA DE NOA

37991805_10214453618967624_1845624747912593408_n

El verano se ha alargado más de lo habitual este año y por lo que a este blog se refiere. No es que me haya olvidado de vosotrxs, sino que la vida a veces va más deprisa o despacio de lo que nos gustaría. Tanto si esta excusa, barata por lo demás, os sirve o no no me concierne. Lo cierto es que la frecuencia de mis entradas pasará a ser quincenal o no será, lo que me concederá un tiempo imprescindible para otros menesteres, primordiales, en este momento. Espero que las críticas de las lecturas que vienen os resulten interesantes 🙂

Me encuentro inmersa en un proceso de cambio a todos los niveles y esto, por lo que a la literatura se refiere, y por lo que a mí respecta, sólo quiere decir que voy a lo seguro. Nada de experimentar cuando vas pisando huevos por la vida, motivo por el cuál, he ido a uno de mis grandes referentes, Alfredo Conde. En este caso, como en otros que vendrán, relacionados con vivencias y la narración de esas vivencias, algo que tiene que ver con mi próximo trabajo. Para los que no me conocéis, este blog no sigue modas sino mis propios impulsos.

Noa, la protagonista, es hija de un cura, nacida del amor y amada por su padre, no tanto por su madre, algo psicológicamente mucho más peligroso. Es probable que ese sea el detonante de esta búsqueda en la que el sexo, sin ser lo más importante de la novela sea relevante. Veamos. Todos tenemos una idea de nuestra identidad que intentamos alejar de nuestra identidad sexual, pero son una. No es que seamos lo que deseamos pero tampoco lo contrario. En el fondo la pregunta es si es necesario el amor y también si lo es el sexo y dado que la protagonista es una mujer y el autor no (distingamos autor de narrador), el conocimiento de las mujeres se hace imprescindible o toda la estructura de la obra se iría al traste, lo que, por fortuna, no sucede, y sí la convierte en un alarde introspectivo.

Empieza lenta, como todas las obras de Conde, para terminar apoteósica. Noa utiliza unas sesiones de carreras por la naturaleza para pensar en su vida. Es difícil entrar en el personaje por el lenguaje lírico que no esperaba y que sea a la vez tan racional como para medir el amor y también el sexo, pero así vamos siendo a medida que maduramos: hacemos caso a nuestra mente, olvidamos lo que no debemos y recordamos lo que no queremos las más de las veces, lo que nos convierte así en la cantidad justa de los intersticios de ambas. El gran acierto de Conde ha sido no intentar diseccionar cómo es una mujer, ni decirnos lo que lleva dentro, ni mucho menos juzgar o idolatar. El ser humano es más bien poco pero difícilmente definible, incluso para sí mismo. Nos engañamos e intentamos hacer lo propio con los demás. La familia, tantas veces problemática nos sirve de marco en esta historia para dar voz a una vida que debe ser inequívocamente nuestra y que Alfredo Conde, una vez más, nos anima a reivindicar.

Contadme ❤

Pd. 1 Podéis apuntaros a mis talleres de crítica literaria y autocorrección para narradores para Culturamas visitad los enlaces ❤ También podéis acudir de manera presencial a mi taller de crítica literaria presencial en ALEA en Bilbao o inscribiros al online.

Pd. 2¿Queréis leer alguno de mis libros? Poneos en contacto conmigo o a través de mi web bertadelgadomelgosa.com

Pd. 3. Podéis descargar Realidad Suficiente desde aquí, compilación gratuita de mis críticas 🙂

Anuncios

GONZALO TORRENTE BALLESTER: TEORÍA DE LA NOVELA

BALLESTER

Gonzalo Torrente Ballester ​tiene el dudoso honor de pertenecer a ese conjunto de literatos españoles, injusta e indecentemente, olvidados por el gran público, como por ejemplo, Miguel Delibes o Ignacio Aldecoa. En su haber cuenta con numerosos galardones como el Premio Cervantes, el Premio Príncipe de Asturias de las Letras y el Premio Nacional de Narrativa, cuya obra cumbre es La saga/fuga de J. B.

En  Teoría de la novela, se incluyen seis conferencias inéditas. Las cuatro primeras fueron pronunciadas en un curso de 1973 con ese mismo título, las otras dos se centran en el realismo y en el proceso de la creación, probablemente lo más interesante para profanos en materias teórico-literarias. Desde luego hay que observar sus planteamientos con la cautela del momento histórico en el que fueron escritos pues, como sabemos, las teorías dan muchas vueltas.

Sobre el concepto de novela se ha escrito de manera ingente, y mientras leía me venían a la cabeza textos de Unamuno, Baroja u Ortega. Su definición de novela no tiene desperdicio: “obra narrativa de carácter ficticio que tiene como finalidad interesar por el destino de alguien que no existe”Resalta luego el proceso de invención, porque Torrente es sobre todo escritor, y divide el proceso en tres fases: la prefiguración, el texto aún no está realizado, la configuración, visible por y para las palabras, la materia prima, hasta conseguir la figura, esto es, el texto definitivo, ante el que menciona tres posicionamientos: el del lector, el del crítico y el del estudioso. Es decir, tiene en cuenta estas cuestiones porque, en su momento, la literatura era una cosa seria, a la que se dedicaban personas de vasta cultura, que analizaban los entresijos y no consumían cuatro conceptillos y lanzaban al aire ridiculeces varias para repipis, lo que también choca con las cualidades que debe tener un novelista, entre las que destacan la organización y la estructura. Confío en que no levante la cabeza, porque creo que son dos cuestiones que la mayoría de los escritores actuales no pone en práctica a menudo. Menciona la intuición como una pieza fundamental, pero para llegar ahí es necesaria mucha introspección y silencio y nos come el ruido del marketing.

Otras cuestiones tratadas incluyen la frontera entre novela y cuento, el origen de las historias, las fases de la invención siguiendo los postulados retóricos o la importancia de los personajes, la clave de la narrativa. No obstante, formula cuatro principios que vertebran su teoría, el de “cohesión”, el de “congruencia”, el de “convivencia” siendo, para mí el más interesante, el de “realidad suficiente”, que decidí utilizar en mi compilación (gratuita) de críticas de este blog desde su inicio hace seis años, Realidad suficiente, Torrente lo define como “[…] las condiciones que tiene que tener un texto para que sin ser real pueda parecerlo, pueda causar al lector impresión de realidad”. Esto ya viene de Aristóteles. Para algunos autores no es lo más importante a la hora de escribir, pero tengamos en cuenta que es anterior a la teoría de los mundos posibles (Véase Tomás Albaladejo Mayordomo), no obstante, sin verosimilitud el texto cae, los personajes se inmolan y la novela termina siendo un castillo de naipes por el suelo. Hay otras cosas, igual que hay otros libros más teóricos y más modernos, pero podemos empezar por aquí si queremos llegar a ser novelistas.

A partir de ahora comienzo mi habitual retiro de las redes sociales hasta octubre, momento en el que espero teneros al otro lado de los cables para ofreceros más y más libros. Gracias por estar ahí.

 

Pd. 2 Podéis también apuntaros a mis talleres de crítica literaria y autocorrección para narradores para Culturamas visitad los enlaces ❤ o al de crítica literaria online para ALEABilbao.

Pd. 3 ¿Queréis leer alguno de mis libros? Poneos en contacto conmigo o a través de mi web bertadelgadomelgosa.com

Pd. 4. Podéis descargar Realidad Suficiente desde aquí, compilación gratuita de mis críticas 🙂

 

MANUEL VICENT: TRANVÍA A LA MALVARROSA

manuel vicent

Hasta ahora Valencia ha sido para mí un refugio. A lo largo de muchos años la Malvarrosa se convertía por un, siempre demasiado, breve espacio de tiempo en mi bunker personal donde desbrozar las malas hierbas, coger fuerzas para el resto del año y repetir como un mantra: “el mar pone todo en su sitio”. Los cambios acaecidos este año no me dejan aventurar si esto seguirá siendo así, pero al leer Tranvía a la Malvarrosa, me he dado cuenta del enorme afecto que guardo a esta tierra que siempre me ha demostrado que no todo es lo que parece, incluida yo.

Manuel Vicent (1936-) es licenciado en Derecho y Filosofía y también periodismo, donde ha destacado con sus artículos. Ha probado casi todos los géneros: novela, teatro, relatos, biografías, libros de viajes, entrevistas, gastronomía y es, además, experto en arte. Ésta es sin duda alguna, su característica más relevante por lo que a esta obra se refiere y es que es constante la luz en su prosa a lo largo de toda la novela, de tal forma, que diríase que es un sentido homenaje a Joaquín Sorolla, también valenciano, y uno de mis pintores favoritos, que desarrolló la técnica pictórica del “luminismo”. No es extraño, por tanto, que alguna de sus definiciones como la de Andrés Rábago García (más conocido como El Roto), que ilustró su obra Crónicas urbanas, el estilo de Vicent «es muy barroco, pero también muy luminoso» y que Francisco Umbral, del que ya hemos hablado en Monólogo interior, admirara a Vicent por«la calidad tectónica de su prosa, (…) la fuerza levantina de sus imágenes, (…) el volumen áureo y matinal de su palabra». Lo de matinal también tiene que ver con la luz, que no se apaga en toda la obra.

Una suave ironía y un humor negrísimo hacen que esta novela sea una deliciosa lectura de verano, en la que un muchacho comienza un viaje iniciático de la adolescencia a la juventud, desde  un burdel sórdido pero amable, marcado por un amor platónico, el sexo, la universidad, el calor y la Malvarrosa. Ha sido para mí una auténtica gozada recorrer a través de estas páginas, calles tan conocidas y queridas del barrio de Ruzafa o la Gran Vía de Germanías y recordar tantas mañanas cerca del balneario de Las Arenas. Parecen inevitables las notas autobiográficas y la crítica a esa España de pandereta, de curas y putas, de pobreza mental obligada y, sobre todo, de la otra. No en vano se ha llevado al cine, pero no he visto la película. Poco más que decir. Es una novela que te mece con el mar y la luz levantina, a través del humor y unos diálogos excepcionales. Vicent ha sabido reflejar fielmente la fuerza y la belleza de Valencia, casi un personaje más, sin escatimar en críticas a ese período histórico tan temible, aún no superado, que fue la dictadura franquista. No es probable que lea con devoción todas sus obras, por ejemplo Son de mar me pareció mediocre, pero es bueno tener como referencia una prosa preciosista como la suya.

Pd. 2 Podéis también apuntaros a mis talleres de crítica literaria y autocorrección para narradores para Culturamas visitad los enlaces ❤ También podéis acudir de manera presencial a mi taller de escritura creativa inicial para Fuentetaja, Bilbao o al de crítica literaria online para ALEABilbao.

Pd. 3 ¿Queréis leer alguno de mis libros? Poneos en contacto conmigo o a través de mi web bertadelgadomelgosa.com

Pd. 4. Podéis descargar Realidad Suficiente desde aquí, compilación gratuita de mis críticas 🙂

 

 

 

SCOTT FITZGERALD: EL GRAN GATSBY

fitzgerald

Fitzgerald murió creyendo que había fracasado con esta novela. Esto sucede cuando uno sabe que ha escrito algo grande y no recibe una retroalimentación que considera suficiente. Ahora bien, ¿algo grande comparado con qué? Sin duda, esta novela es buena y no voy a ser yo quien contradiga a grandes escritores y críticos, pero aparte de unos diálogos excepcionales, una visión no escrita con anterioridad de esa época y una gran ambientación, yo creo, con toda la humildad del mundo, que El gran Gatsby no es una gran novela, sino un excelente guión cinematográfico, cuyos personajes representan con exactitud la decadencia moral que presagia el gran desastre. Él quería, según sus palabras: “algo nuevo, extraordinario, hermoso, simple, pero con un intrincado diseño”. Consiguió todo eso, en mi opinión, pero es etéreo. Pío Baroja decía que se saltaba las descripciones, yo me he saltado diálogos que, como digo, son dignos de estudio, para llegar a la acción. No me he metido en los personajes porque no estaba en una novela sino en una película y esto me preocupa pues es una cuestión de expectativas. Me sucedió igual con Madame Bovary de Gustave Flaubert, que tampoco consiguió engancharme, me pareció insulsa y a ratos ridícula (comparada con La Regenta de Leopoldo “Alas” Clarín), y me hace preguntarme sobre mi criterio y sobre conceptos de hermenéutica para saber si estoy esperando leer algo que case con lo que yo considero excepcional y no necesariamente lo que se considera excepcional de una manera más o menos objetiva. Es decir, existe un canon nos guste o no, pero es difícil situarse fuera de él sin interpelarse si existe una justificación demostrable sobre por qué crees que una novela no es una obra maestra, a pesar de lo que diga todo el mundo, como creo que es el caso. El propio Fitzgerald dijo:«He escrito la mejor novela de los Estados Unidos de América.» Autores como T. S. Eliot, Edith Wharton o Gertrude Stein secundaron la moción. Me ha sorprendido que Harold Bloom, controvertido crítico sobre el que ya hemos hablado en Monólogo interior que no deja títere con cabeza, diga que esta obra “tiene pocos rivales como la gran novela americana del siglo XX. Al volver a leerla, una vez más, mi inicial y primera reacción es de renovado placer.” Pues bueno, me quedo fría, y no le hago caso en esta ocasión como en otras tantas. O bien no tengo la sensibilidad necesaria o estoy completamente equivocada con mi criterio. También hay grandes novelas que son muy complejas de entender filosóficamente pero no es el caso. En El gran Gatsby no hay niveles de lectura a los que no llego. Comprendo el momento en el que se escribió y que era algo novedoso, no hay problemas de verosimilitud, hay una trama, hay amor, desamor, muertes, está todo pero me ha costado pasar cada página, no sabéis cómo me he aburrido. Me sucede con algún otro autor estadounidense que intento leer y me es imposible, como Richard Ford o Saul Bellow. Nada, cada vez que lo intento las páginas pesan toneladas, los párpados se me caen y termino descompuesta pensando que no sé suficiente de literatura. Eso es cierto. Nunca es suficiente.

Pd. 2 Podéis también apuntaros a mis talleres de crítica literaria y autocorrección para narradores para Culturamas visitad los enlaces ❤ También podéis acudir de manera presencial a mi taller de escritura creativa inicial para Fuentetaja, Bilbao o al de crítica literaria online para ALEABilbao.

Pd. 3 ¿Queréis leer alguno de mis libros? Poneos en contacto conmigo o a través de mi web bertadelgadomelgosa.com

Pd. 4. Podéis descargar Realidad Suficiente desde aquí, compilación gratuita de mis críticas 🙂

 

MALCOM BRADBURY: CORTES

malcom bradbury

Quizá no habéis leído ningún libro de Malcom Bradbury, pero es muy posible que hayáis seguido alguna de las series británicas, de la época dorada, diría yo, en las que ejerció de guionista. Bradbury (1932-2000) fue, además de escritor y guionista, crítico literario y profesor de literatura, especializado en literatura norteamericana. A su curso de Maestría en Escritura Creativa asistieron Ian McEwan y Kazuo Ishiguro, no está mal. Para cualquiera que se haya acercado a la literatura inglesa, resulta de cajón compararlo con David Lodge, con el que compartió dedicación laboral, gusto por el humor y la sátira y las llamadas novelas de campus, donde ambos ponen a bajar de un burro el academicismo del profesorado y su gusto desmedido por el sexo en camastros de los lugares donde se desarrollan tediosos congresos literarios, como El mundo es un pañuelo, probablemente la mejor. A menudo éstas tienen varios niveles de lectura, ya que esconden mucha teoría literaria, por lo que, para los no iniciados en el mundo académico, la sátira es lo más visible. Yo pensaba que este tipo de novelas eran una hipérbole hasta que fui a mi primer congreso. Pero volvamos a Bradbury. Precisamente esa vena satírica de la que hablábamos es lo que une la obra Cortes con este tipo de novelas, puesto que también se centra en un gremio, en este caso, uno que también conocía: los guionistas de televisión.

En Cortes hace varios juegos de palabras (excelentes, sobre todo en las primeras páginas), burlándose de los infames re-cortes de Margaret Thatcher en la década de los 80, a la vez que da una visión entre ridícula y lamentable pero, desde luego, dramática, tanto de los ejecutivos de televisión y de los escritores, que aparecen como marionetas desprovistas de ingenio. No sé si decir que el protagonista tiene baja autoestima o que la estima en la que le tienen es muy baja, probablemente ambas. A ratos este grotesco relato, que cuesta creer que pueda ser cierto, tan cierto como el sórdido ambiente universitario, es muy divertido y la técnica literaria extraordinaria, aunque me temo que no contenga nada más que una crítica feroz demasiado apegada a la época en la que fue escrita, es decir, ha envejecido un poco mal. Aún así, es una más que digna representante del humor británico, que tanto me gusta.

Pd. 2 Podéis también apuntaros a mis talleres de crítica literaria y autocorrección para narradores para Culturamas visitad los enlaces ❤ También podéis acudir de manera presencial a mi taller de escritura creativa inicial para Fuentetaja, Bilbao o al de crítica literaria online para ALEABilbao.

Pd. 3 ¿Queréis leer alguno de mis libros? Poneos en contacto conmigo o a través de mi web bertadelgadomelgosa.com

Pd. 4. Podéis descargar Realidad Suficiente desde aquí, compilación gratuita de mis críticas 🙂

 

 

RUDOLF FRANK: LA CALAVERA DEL SULTÁN MAKAWA

rudolf frank

No me extraña que los nazis quemaran este libro porque va en contra de todo lo que se suponía que debía pensar todo hombre, esto es, ir a la guerra es una bendición, morir por la patria es un honor, seguir la tradición de tu padre o tu abuelo e ir al frente es tu deber. El detonante de la Primera Guerra Mundial o la Gran Guerra  se produjo el 28 de junio de 1914 cuando un joven nacionalista serbio asesinó al archiduque Francisco Fernando de Austria. El imperio austrohúngaro declaró la guerra a Serbia desencadenando la activación de todas las alianzas. Total, que nadie comprendió por qué estaban luchando. Si ya es complejo entender la sinrazón de un conflicto bélico, que no hubiera intereses económicos o geopolíticos, sino alianzas y ayudas entre naciones no hizo sino aumentar la desesperación de los soldados. Así pues, la Gran Guerra se convirtió en el epítome de la guerra sin sentido en contraposición a la Segunda Guerra Mundial en la que el enemigo era absolutamente perverso. La guerra de Vietnam continuó junto con la de Korea, por ejemplo, en Estados Unidos o la de Rusia en Afganistán con este tipo de guerra absurda en la que se trataba de continuar con la gran mentira que ya aparecía en un poema de Horacio: dulce et decorum est pro patria mori, es decir, “es dulce y honorable morir por la patria”, que dio lugar a uno de los más impresionantes poemas que he leído y que pertenece a Wilfred Owen. En el enlace a la entrada que hice sobre este autor podéis leerlo y oírlo leído por Kenneth Branagh.

La calavera del Sultán Makawa es un libro admirable, no sólo por mi fascinación por el tema bélico, supongo que no exenta de misterio y morbo a partes iguales, sino por la forma en la que está escrita, la vivacidad y simplicidad de sus palabras que, no obstante, entran de lleno en la deshumanización del ser humano. La historia del adolescente de 14 años Jan Kubitzki, podría ser la de muchos otros jóvenes, valiente y heróico pero que sólo hace lo mejor para los que le cuidan, por lo que llega a plantearse la razón de la guerra. Siempre unido a su perrillo Flox, esta novela, pensada para jóvenes, resultaba todavía más amenazante, pues está planteada como una novela de aventuras, ya desde el título, que, sin embargo, hace referencia a un hecho real: en el artículo 246 del Tratado de Versalles, se insta a Alemania a devolver la calavera del Sultán Makawa. El 9 de julio de 1954, Sir Edward Twining, gobernador de la entonces colonia británica de Tanganica, hizo entrega solemne de la calavera a la tribu de los Wahehe, y que es símbolo de una promesa vacía. Esta idea junto con la frase “nadie debe hacer nada por obligación, si no quiere”, son los puntos de anclaje de la novela, cuyo mensaje sobre la libertad individual es claro. Y no se queda ahí. La crítica al colonialismo es constante como también a la gran mentira del honor repetida hasta la saciedad en todas las épocas y naciones. El resultado: una de la mejores novelas antibelicistas que he tenido el placer de leer. Una obra maestra.

Contadme:  bertadelgadomelgosa@gmail.com❤

Pd. 1 Podéis apuntaros a mis talleres de crítica literaria y autocorrección para narradores para Culturamas visitad los enlaces ❤ También podéis acudir de manera presencial a mi taller de escritura creativa inicial para Fuentetaja, Bilbao o al de crítica literaria online para ALEABilbao.

Pd. 2¿Queréis leer alguno de mis libros? Poneos en contacto conmigo o a través de mi web bertadelgadomelgosa.com

Pd. 3. Podéis descargar Realidad Suficiente desde aquí, compilación gratuita de mis críticas 🙂

PEDRO LÓPEZ PÉREZ: BOFETADAS

pedrolopezperez

Lo que menos me gusta de este libro es el título, pues más que bofetadas son hostias como panes, que es un sinónimo malsonante que incluso aparece en el Diccionario de la Real Academia, y que resulta mucho más ajustado a la realidad de los hechos narrados y vividos por los personajes. El autor de los relatos que pueblan estas mal llamadas Bofetadas, como decimos, es el vallisoletano Pedro López Pérez, cuyo sentido del humor ya se deja sentir desde la biografía de la solapa y que se agradece en este submundo literario poblado de camarillas y poetastros con poca gracia y mucha soberbia.

Soberbia es la prosa de estos cuentos, en los que se han tratado  de equilibrar diferentes registros. Aún así, se pueden distinguir dos partes, por lo que podríamos considerar, incluso, dos libros. El primer apartado llegaría hasta “Anuncios por palabras”, con cuentos breves que recuerdan al mejor Quim Monzó, con diálogos vivaces, buenas estructuras y personajes humanos, muchas veces caricaturizados. En algunos relatos, no obstante, la presión por depurar más la técnica hace que el lector se pierda por algunos instantes y, es posible, que necesitaran un poco más de reflexión y algo menos de nostalgia, que a veces rechina. El segundo apartado, comenzaría con el excelente “Las mandaderas del puerto de A Coruña”. Impresiona la capacidad de observación y la habilidad de López Pérez a la hora de reflejar la variedad de ambientes y de léxico utilizados en esta segunda parte, cuyos textos son más largos y permiten una reflexión más honda.

En conjunto, por tanto, Bofetadas es un imponente primer libro de relatos que se aleja de lo que venimos denunciando desde Monólogo interior y es una homogeneización y un tedio espantoso en este género, algo que no parece afectar a la editorial Libros Mayorquecero, que publicó recientemente otro gran volumen de cuentos, Cecilia en la noche, compendio de once escritoras cubanas, del que hablamos hace unas semanas. Un soplo de aire fresco y un nombre, el de Pedro López Pérez que va a dar mucho que hablar en un futuro muy cercano.

Contadme:  bertadelgadomelgosa@gmail.com❤

Pd. 1 Podéis apuntaros a mis talleres de crítica literaria y autocorrección para narradores para Culturamas visitad los enlaces ❤ También podéis acudir de manera presencial a mi taller de escritura creativa inicial para Fuentetaja, Bilbao o al de crítica literaria online para ALEABilbao.

Pd. 2¿Queréis leer alguno de mis libros? Poneos en contacto conmigo o a través de mi web bertadelgadomelgosa.com

Pd. 3. Podéis descargar Realidad Suficiente desde aquí, compilación gratuita de mis críticas 🙂

 

PEDRO SÁNCHEZ: MANUAL DE RESISTENCIA

pedro

Hoy voy a hacer algo que pocas veces hago: hacer la crítica de un best seller. La editorial Planeta de libros, que pertenece a Planeta, lanzó tres ediciones en seis días y en Amazon, El Corte Inglés y La Casa del Libro, los principales canales de ventas por internet, ha sido número uno, algo así como sucedió con ¡Indignaos! de Stéphane Hessel, del mismo editor, y que rompió todos los pronósticos. Las ventas se han destinado a las personas sin hogar.

No en vano, es la primera vez en la historia de la democracia española que un presidente publica un libro durante su mandato, en el que ha estado ocho meses, pero es que no hay nada en la vida del actual Presidente de España, Pedro Sánchez, que no haya roto moldes, incluido que hable de política en este blog,  pero es que la literatura no está exenta del contexto en el que se produce y también es bueno tomar partido de vez en cuando, aunque sea para mantener la decencia. Y de eso va Manual de resistencia, de decencia y de ética personal, de valor y valores, algo que molesta a sus más encendidos detractores. Es lo que tiene ser auténtico, aunque sea la resiliencia lo que más ha querido destacarse con el título. Pero vayamos al libro.

Manual de resistencia empieza renqueante y algo deslabazado con su llegada a La Moncloa y el poco afortunado mensaje de que sólo cambia el colchón. Chascarrillos aparte, la única vez que ha triunfado una moción de censura tras conocerse la sentencia de que el Partido en el Gobierno entonces (Partido Popular) se había lucrado durante décadas financiándose de manera ilegal, es lo que le lleva al gobierno, pero era primordial explicar las primarias del Partido Socialista (PSOE) que gana en 2014, en las que se habla de él como un pelele a la espera de que sus rivales pudieran manejarle a su antojo. Después se considera necesario hablar de su estancia en Sarajevo trabajando para la ONU, para luego hablar de la fracasada revuelta interna para acabar con su mandato como Secretario General del partido. Todo esto resulta confuso, y hubiera sido deseable que tuviera algo más de organización. La estructura recupera el orden cronológico en el momento que se incide, de un modo impecable, el modo en que dimitió como Secretario General y de su acta de diputado empujado por una traición dentro de su partido en un dramático congreso federal, retransmitido en directo, por negarse a abstenerse para que Mariano Rajoy renovara su mandato. Tras dos años al frente del partido se le expulsó de su liderazgo y regresó aupado por una militancia a la que se había tomado por estúpida, consiguiendo el 50% de sus votos. La ola de esperanza que  surgió de manera espontánea y sus éxitos posteriores hizo que le apodaran “el renacido”. No obstante, se trata de la resistencia mental de los grandes líderes. A mi modo de ver, ésta es la parte más interesante, con detalles desconocidos para aquellos ajenos a las redes sociales en las que se gestó su hazaña de luchar sin medios contra el aparato del partido, para luchar y defender los valores socialdemócratas como la justicia social, el europeísmo, el feminismo y el ecologismo.

El siguiente gran apartado lo dedica a la crisis catalana, envuelta en un intento de independencia de manera unilateral de España, en la que, por razones de estado, se sitúa al lado del gobierno de Rajoy y apoya la ejecución del artículo 155 de la Constitución. Son los momentos en los que hay mayor reflexión política. Queda patente el inmenso crecimiento personal y político a través de un momento histórico para España y que se estudiará en el futuro: traiciones, revueltas, corrupción y la valentía de un hombre que despierta sentimientos encontrados, pero que, sin duda, no está falto de coraje.

Era mi intención publicar hoy este artículo, 14 de abril, día en que se celebra la Segunda República Española, régimen democrático que existió en España entre el 14 de abril de 1931, fecha de su proclamación, en sustitución de la monarquía de Alfonso XIII, y el 1 de abril de 1939, fecha del final de la Guerra Civil, que dio paso a la dictadura franquista. En las próximas elecciones del 28 de abril, España se enfrenta a una verdadera involución: el fantasma de las dos Españas vuelve a cercar a la sociedad española, de la que espero no se confíe y volvamos a conocer el terror.

Contadme:  bertadelgadomelgosa@gmail.com❤

Pd. 1 Podéis apuntaros a mis talleres de crítica literaria y autocorrección para narradores para Culturamas visitad los enlaces ❤ También podéis acudir de manera presencial a mi taller de escritura creativa inicial para Fuentetaja, Bilbao o al de crítica literaria online para ALEABilbao.

Pd. 2¿Queréis leer alguno de mis libros? Poneos en contacto conmigo o a través de mi web bertadelgadomelgosa.com

Pd. 3. Podéis descargar Realidad Suficiente desde aquí, compilación gratuita de mis críticas 🙂

BERNARDO ATXAGA: ESOS CIELOS

atxaga

Qué mala suerte tengo últimamente con mis lecturas. Y eso que estoy yendo sobre seguro y he escogido grandes autores. En este caso, Bernardo Atxaga, cuyo nombre real es José Irazu Garmendia, el escritor en euskera más leído y traducido. Su obra abarca todos los géneros: cuento, novela, poesía y ensayo y se le ha traducido a numerosas lenguas.

Esos cielos prometía. Un argumento interesante sobre una etarra que ha pasado varios años en la cárcel y vuelve a Bilbao en un viaje en autobús físico y emocional hacia una nueva vida en la que no sabe qué sucederá. Un entorno, por tanto, tan claustrofóbico y asfixiante como la propia cárcel. El personaje de Irene, la protagonista, está bien retratado. Una mujer completamente perdida y traicionada que recuerda las amistades de la cárcel. Irene sueña y se nos cuentan los sueños, cuestión que me ha sacado del argumento que, en mi opinión se queda a medias. Se suele decir que es más importante lo que no se dice que lo que realmente se indica, pero no hay que pasarse. Una cosa es que se dejen pistas al lector, a modo de miguitas, y otra que sea el propio lector quien escriba la novela mientras lee, que es lo que me ha sucedido con ésta. Se me han ocurrido unas cuantas escenas distintas, varios finales y no sé cuántas subtramas. Eso es porque el argumento es potente y su ejecución floja. Podría decirse que algo atropellada y simplona, porque va perdiendo por el camino poderosos hilos argumentales.

No obstante, la ambientación, la dureza a ratos de la narración y un buen retrato de los personajes conforman los aspectos positivos de una obra que se lee de un tirón pero que sabe a poco. Resulta evidente el buen hacer literario de Atxaga, que dota a la obra de una prosa ágil pero en la que no crees. Da la impresión de que ha intentado escapar de las menciones al grupo terrorista ETA, así como a otros aspectos más concretos, para ir al núcleo de las vivencias internas de la protagonista pero que ha patinado: quedan demasiadas cosas en el aire, aunque éste sea el de mi adorado Bilbao.

Contadme:  bertadelgadomelgosa@gmail.com❤

Pd. 1 Podéis apuntaros a mis talleres de crítica literaria y autocorrección para narradores para Culturamas visitad los enlaces ❤ También podéis acudir de manera presencial a mi taller de escritura creativa inicial para Fuentetaja, Bilbao o al de crítica literaria online para ALEABilbao.

Pd. 2¿Queréis leer alguno de mis libros? Poneos en contacto conmigo o a través de mi web bertadelgadomelgosa.com

Pd. 3. Podéis descargar Realidad Suficiente desde aquí, compilación gratuita de mis críticas 🙂

 

COLETTE: LA GATA

COLETTE

Sidonie-Gabrielle Colette (1873-1954) Colette, fue una novelista, periodista, guionista, libretista y artista de revistas y cabaré francesa. Su novela Gigi (1944) fue llevada al cine por Vincent Minelli en 1958. Miembro de la Academia Goncourt desde 1945 y presidenta entre 1949 y 1954, fue condecorada con la Legión de Honor. Dicho esto es de suponer que tenga obras mejores porque La gata es una auténtica porquería. Esperaba mucho más después de leer acerca de su vida de excesos, incluso libertinos, aún hoy o incluso, más hoy, diría yo, pero no, a lo sumo sí es cierto que es una maestra en crear una atmósfera de sensualidad.

Por lo que respecta al argumento, una pareja de recién casados jóvenes y atractivos estrenan problemas por la gata del chico, de la que se siente profundamente celosa su mujer. Un argumento simple puede dar lugar a una gran obra. En este caso, ella es miembro de una burguesía adinerada y él de una aristocracia venida a menos. De ahí que si los personajes hubieran estado retratados con mayor profundidad e introspección, la novela no adolecería de una superficialidad molesta. Ni siquiera la gata tiene la entidad que se presupone y la acción, por tanto, es nula. En resumen, argumento sencillo, personajes mal creados y una trama inexistente, dan como resultado mi incredulidad. Lo cierto es que el tono y la atmósfera están perfectamente creados y sigues leyendo con fe ciega esperando que algo suceda, cosa que no ocurre.

Ni siquiera es una obra en la que la mujer, en este caso la protagonista, salga bien parada, más bien al contrario, casi se diría que es machista, dado su amor por los animales. Se critica que tenga celos de un animal, pero no que el marido no intente entender a su mujer. Todo resulta, pues, cogido por los pelos. Ni siquiera la gata tiene verdadero protagonismo. Si Poe levantara la cabeza…y eso que era una de sus lecturas preferidas. Decepcionante.

Contadme ❤

Pd. 1 Podéis apuntaros a mis talleres de crítica literaria y autocorrección para narradores para Culturamas visitad los enlaces ❤ También podéis acudir de manera presencial a mi taller de escritura creativa inicial para Fuentetaja, Bilbao o al de crítica literaria presencial en ALEA en Bilbao también, que comienza el 26 de marzo ¡Reserva tu plaza!

Pd. 2¿Queréis leer alguno de mis libros? Poneos en contacto conmigo o a través de mi web bertadelgadomelgosa.com

Pd. 3. Podéis descargar Realidad Suficiente desde aquí, compilación gratuita de mis críticas 🙂